Nueva entrevista, Lupe Ramírez, una gran mexicana en España.

22 04 2012

 

Dejamos aquí una mini entrevista que nos hizo el favor de responder nuestra amiga Lupe Ramírez, una mexicana enamorada de su tierra y de España.

 

¿Quién eres y qué haces en España?

Soy una mujer luchadora, en todos los aspectos de mi vida, como dice el famoso poema:
“Al azar agradezco tres dones,
haber nacido mujer, de clase baja y nación oprimida,
y tres veces rebelde”

Soy una persona feliz, disfruto de la vida, soy sensible a mi manera.

En españa trabajo, vivo, crio a mis hijas e intento cada vez que tengo oportunidad dar a conocer la riqueza de mi cultura mexicana, lo que me enseñaron mis padres y hermanos a quiénes extraño cada segundo de mi vida de emigrante.

Llegué a España por amor, en mi Tampico hermoso conocí a mi marido (español) y en sólo 6 meses estabamos casados y viviendo en españa, de eso hace 7 años y 2 hijas.

Lo que mas extrañas de México

Mi gente, el olor de mi tierra, el sabor y los sonidos, la paz de escuchar a mi padre trabajar, el calor de mis hermanos y su compañía.

Cada día por la mañana cuando me despierto siento que estoy ahi y en décimas de segundo recuerdo que he emigrado.

Lo que te gusta cocinar
Guisos y taquiza!
Mi marido es fanático de las tortillas recién hechas, guacamolito rico, frijolitos con manteca y chorizo, mole…

No salimos de lo mismo porque nos encanta.

Lo que te gusta comer
Tacos al pastor, 20 o 30 cuando me caben, ya sabes que se desbaratan en la boca.

Y las tradicionales “tapas” con su pan y tomate, patatas brava (la mejor creación de por acá)

Las dificultades para encontar ingredientes para cocinar mexicano

Cada vez tenemos menos dificultades, la comida mexicana se ha popularizado! Hace 7 años nohabía casi de nada, ahora se pueden conseguir los ingredientes buscando bien, creo que tenemnos de todo para reproducir una buena comida mexicana.

Lo que más has pagado por un antojo mexicano en Barcelona
MUCHISIMO!
Cómo es posible que unas enchiladas cuesten tanto! Me he llegado a gastar 60 euros por persona sólo en unos nachos+sopes+enchiladas+bebida

Cuando se paga la cuenta es cuando más extraño mis taquerías mexicanas!

Si haces tus propias tortillas en casa
He encontrado una harina venezolana llamada P.A.N, la harina blanca es perfecta para los taquitos! La MASECA es buena pero la que importa España está embasada en los Estados Unidos y eso no me gusta nada!

Tu mejor receta de salsa
Compro unos buenos chilitos (de los que sean) los pongo directamente al fuego a que se asen y empiecen a “llorar”, les quito la piel, los muelo en el molcajete con su tomatito, cebollita y pa´dentro!

Para ti, ¿qué es un chile y qué es un pimiento?

Un chile te hace llorar, te recuerda tu méxico, un chile se necesita para un buen taco.

Un pimiento es más dulce, mi cuerpo no lo necesita tanto…básicamente esa es la diferencia





Las palomitas, son la fruta del futuro

27 03 2012

20120327-032616.jpg

Ricas, apetitosas, divertidas y también… ¡sanas! Las palomitas de maíz acaban de ascender a uno de los primeros puestos en el ranking de alimentos saludables. La culpa de este cambio en la reputación del «snack» más consumido en los cines la tiene el investigador Joe Vinson, uno de los pioneros en defender las propiedades del chocolate y de muchos frutos secos. Durante la reunión de la Sociedad Americana de Química, Vinson presentó sus últimos hallazgos, los que demuestran que el maíz inflado contiene mayor concentración de polifenoles (sustancias que luchan contra la oxidación natural del organismo), que las frutas, los frutos secos y los vegetales. En parte, porque están menos diluidos en agua.

Los niveles de polifenoles hallados compiten con los que se encuentran en las nueces. Sus estudios demuestran que superan los 300 miligramos en una ración frente a los 160 miligramos que se pueden obtener en una fruta.

Otro hallazgo sorprendente es que el poder antioxidante de las palomitas de maíz está en su parte más desagradable. En esa cascarilla marrón que casi siempre se pega en la garganta o que queda atrapada en los dientes. Esa piel es la que concentra gran parte de polifenoles y de fibra, otro de sus ingredientes saludables.

Para Vinson, especialista de la Universidad de Scranton en Pensilvania, no hay duda: «Las palomitas de maíz pueden ser un aperitivo perfecto. Es el único snack del que realmente se come todo el grano sin procesar, sin otros ingredientes que diluyen sus propiedades. Una porción puede proporcionar más del 70 por ciento de las necesidades diarias de cereales y además hacerlo con placer».

Fuente: ABC

<a





“El cocinero cocina en su restaurante, no en casa”. Ferrán Adríà

11 11 2011

Dejo reproducida aquí una de las últimas entrevistas a las que ha respondido Ferran para La Vanguardia, es un tanto curiosa porque se refiere a su grupo de cocineros y lo que comían en el restaurante.

Qué ha desayunado hoy?

Desayuno y como poco, algo de fruta. Y ceno mejor.

¿Y le va bien?

Me asocié al cardiólogo Valentí Fuster y decidí adelgazar.

¿Y qué tal?

Peso 85 kilos, me sobran cinco. Hice dieta, ejercicio. Sólo bebo alcohol en la cena.

¿Qué ejercicio hace?

Flexiones. Cada día, esa es la clave.

¿Cocina usted en casa?

El cocinero cocina en su restaurante, no en su casa.

Algo se cocinará usted…

Me bajo a la Boqueria y compro setas, marisco o pescado, y me lo hago a la plancha, o hiervo algo y lo aliño con aceite de oliva virgen extra: ¡eso no es cocinar!

Y en la cocina de El Bulli, ¿qué comían?

Cocina tradicional.

Qué paradoja.

Se trata de hacer bien ambas cocinas: la tradicional y la vanguardista. En El Bulli éramos 75 personas, entre cocineros y camareros: ideé menús para todos, baratos.

¿Cómo eran esos menús?

Prácticos, a tres o cuatro euros por menú y que gustasen a todos. Son 31 menús. Se elaboran en media hora o cincuenta minutos.

Dígame alguno de esos menús.

Huevo frito con espárragos, alitas de pollo y sangría de frutas.

Otro menú.

Patatas y cebollas asadas con romesco, pescadilla en salsa verde y arroz con leche.

Suena bien… ¡Otro!

Ensalada de tomate y albahaca, arroz caldoso de cangrejos y flan de coco.

Recopila ahora esos menús en un libro.

Creo que pueden ser útiles para familias. ¡En El Bulli éramos una gran familia!

¿Y no comían las sobras de su carta?

¡No había sobras en El Bulli! Comíamos lo que la gente debería cocinar en sus casas.

¿Qué gustaba más a la mayoría?

La pasta (con tomate, al pesto, a la boloñesa…) y hamburguesa.

De estos platos para “la familia”, ¿cuál es su favorito?

¡Los fideos con mejillones! Con su sofrito.

Pero hacer sofrito cada día…

Haz mucha cantidad de sofrito, y de picada, y de salsa de tomate, y de caldos, congélalos… y ve descongelándolos.

¿Cómo completa el menú el día de los fideos con mejillones?

Con una ensalada Waldorf (con manzana, nueces…) y, de postre, sopa de melón a la menta.

¿Siempre cocina mediterránea?

Hay también un menú mexicano: arroz con aguacate y pollo con mole.

Otro menú, ahora mediterráneo.

Espaguetis con tomate y albahaca, pescado del día a la plancha con refrito de ajos y, de postre, espuma de caramelo

¿A qué horas comían?

A las dos y a las seis y media de la tarde. Al cerrar, a la una de la madrugada, se iban a comer un bocata y a tomar algo.

Y hasta el día siguiente, a trabajar.

¡A trabajar durísimo! Es mucha tensión, de pie muchas horas. ¡No podíamos defraudar a los que venían a comer a El Bulli!

Y usted, organizando: ¡el Guardiola de la cocina!

La cocina de El Bulli tiene algo de cantera, sí. Guardiola me envió un SMS al ver por la tele el reportaje de la última cena de El Bulli. “¡Tienes que estar muy orgulloso!”, me dijo.

¿Qué consejo daría a las familias?

Que vayan a los mercados a pasear, a despejar la cabeza, a comprar… Que se dejen aconsejar por los vendedores, que el pescadero les limpie las piezas… Es un modo de vivir.

¿Qué le cocinaba su madre en casa?

Me encantaban sus patatas fritas, legumbres… ¡Yo como de todo! Pero fuera de casa no pido legumbres, pido marisco.

¿Cuál ha sido su mejor experiencia en un restaurante?

En Kioto, cocina japonesa en el restaurante Kicchu: pura poesía, inexplicable con palabras. O degustando en España un jamón ibérico de bellota Joselito, un jamón blanco…

¿Blanco?

Sí, tan veteado de grasa infiltrada, que las lonchas, cortadas finitas, se veían blancas.

Deme otro menú de su recetario para la familia de El Bulli.

Un arroz negro meloso: con su sofrito, sus sepia cortada, su tinta, su caldo, su cocción, picada, aceite de oliva…

¿Haría usted un programa de recetas en la tele?

Eso lo hace Arguiñano como nadie, no es mi papel.

¿Cómo vive con El Bulli ya cerrado?

Lo más cómodo sería retirarme, pero viajo por el mundo: China, Latinoamérica, Estados Unidos… Hablando de cocina, aprendiendo cada día. ¡Hay tanto que aprender!

¿Y cómo está el mundo?

Veo más ánimos por ahí fuera que aquí: España es un desastre psicológico. ¡Podemos hacer muchas cosas!

¿Estamos haciéndolo mal?

Falta valentía. Pero Artur Mas está haciéndolo bien en Catalunya.

Usted ejerce de embajador de Catalunya, de España, por el mundo…

Los que hemos tenido suerte en la vida debemos arrimar el hombro en todo lo que podamos.

¿Cuál es su lema?

¡Creatividad! Es lo primordial. Y, además, sé honesto y olvídate de las consecuencias.





Ha pasado tiempo pero aquí seguimos, cocinamos nopales

28 10 2011

Bueno, pues han pasado muchos meses sin actualizar el blog, sucede que ha sido mucho tiempo con mucho trabajo y muchas horas de cocinar; las múltiples facetas personales hacen difícil mantener algunos proyectos, pues en tiempos de crisis primero lo primero y es que como muchos saben, la actividad de blogger es gratuita, ninguno cobramos por los blogs, es por ello que nuestro tiempo se ocupa por actividades que generan recursos.

Trataré de mantener el sitio al día y de volver a recuperar ritmo de publicaciones, quien tenga blog y me lea ya sabe de lo que hablo.

Esta ocasión dejo unas fotos de nopales cocinados; en la primer foto, se están asando, en este caso, para quienes no lo sepan, sólo se les han quitado las espinas, lavado, hecho unos cortes paralelos y se han puesto en el comal, sin aceite ni nada, vuelta y vuelta como dicen por acá, un poco de sal y listo.

En la segunda foto están asándose o salteándose con aceite de girasol, para luego ponerles tomate triturado en thermomix, sal, pimienta de Tabasco, un salteado rápido y luego agregamos cochinita pibil, de este plato hay cientos de recetas en internet, utilizar la que mas les guste. Mezclar bien, saltear y listo; comerlo a tacos, en quesadilla o sólo.


Disfrutar.





Endocannabinoides, son los culpables

6 07 2011

Según la nota publicada en Elmundo.es, los endocannabinoides podrían ser los causantes que no podamos comer sólo un poco de comida chatarra.

“Las comidas que menos nos convienen son las que más nos apetecen, y ante las cuales somos más dados a dejarnos llevar por la gula. Esta incómoda circunstancia -que cualquiera que haya estado alguna vez a dieta ha sentido en sus propias carnes- parece deberse en buena parte a la acción de los endocannabinoides, sustancias que nuestro propio organismo genera y cuyas características bioquímicas son similares al componente activo de la marihuana.

Tal es la conclusión que se desprende de un estudio con roedores cuyos resultados acaban de presentarse en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’. Las ratas que se usaron en el experimento segregaban estas sustancias neurotransmisoras en su aparato digestivo cuando se las exponía a alimentos ricos en grasas, un efecto que no se reproducía cuando se las alimentaba con proteínas o azúcares.

El investigador Daniele Piomelli, de la Universidad de California en Irvine (EEUU), y sus colegas creen que este mecanismo ha de darse también en humanos, como un vestigio evolutivo que nos impulsa a consumir todas las grasas que podamos. El motivo es que estas escasean en un entorno natural y son fundamentales para el funcionamiento celular. Sin embargo, hoy en día, los productos ricos en grasas están por todas partes, y su abuso genera obesidad, diabetes y enfermedad coronaria.

El proceso químico que despierta la gula comienza en la lengua, que detecta las grasas y envía una señal al cerebro. Desde ahí, y a través del nervio vago, llega al tracto digestivo, donde se estimula la producción de cannabinoides. Estos neurotransmisores incrementan la señalización entre células de tal forma que despiertan un apetito voraz, según explican los autores del estudio.

Este es el motivo, indican, por el que no es fácil comer una sola patata frita: una vez que se ha iniciado el proceso, resulta más difícil controlar nuestro instinto por acaparar grasas. “Es la primera demostración de que la señalización de endocannabinoides en el intestino desempeña un importante papel en regular la ingesta de grasa”, explica Piomelli.

La buena noticia es que, en un futuro, podrían crearse fármacos que bloquearan los receptores de endocannabinoides en el aparato digestivo. De esta forma, se podría detener el mecanismo que nos hace desear más grasas sin necesidad de intervenir en el sistema nervioso, donde actuar sobre los receptores de los neurotransmisores tendría mayores efectos secundarios, incluidos algunos como la ansiedad y la depresión.”





Compra obligada

27 06 2011

El mote de hechicero le queda muy bien.

20110627-011105.jpg





La pasta y El Padrino

14 06 2011

Hoy ha tocado ver la peli El Padrino y sólo escuchar la receta que recomiendan me ha dado por ponerme a hacerla, en realidad es una receta sencilla, tanto que se resume con este breve diálogo:

“Un poco de aceites y fríes ajo.
Luego agregas tomate y salsa de tomate cuidando que no se pegue.
Cuando hierva echas las salchichas y albóndigas.
Le añado vino y un poquito de azúcar.
Y ése es mi truco”.

¿Simple?, si, y es que con esos pasos ya consigues hacer una buena receta pero si lo haces con un poco de técnica el resultado puede llegar a ser sublime.

Sobre el ajo puedes perfumar el aceite poniendo ajos rotos para que dejen su sabor y olor y retirarlos, también puedes hacer un sofrito con cebolla y ajo, todo muy lentamente.

Sobre el tomate, escaldarlo para quitar la piel y las semillas; nos dejará una salsa más delicada.

La carne podemos sellarla bien para no perder jugos y luego recuperar la glasa que se traduce en sabor. En este momento es cuando yo pongo el vino, lo dejo que evapore el alcohol y pongo el sofrito y el tomate ya triturado.

El azúcar no puede faltar.

Dejar reposar la salsa, mejor esperar un rato, los sabores se conjuntarán.

Probar a hacer la receta.